viernes, 30 de septiembre de 2011

Pies en polvorosa


En 1953 se estrenó Bienvenido Mr.Marshall, película de referencia del cine español, que no sólo aguanta  el paso de los años sino que crece con estos. Es archiconocida la historia, un pueblo que espera cual maná la llegada de los americanos con la esperanza de que inviertan unos dólares que les saquen de la pobretería de la postguerra franquista. El tren pasa de largo y el final agridulce de la oportunidad perdida lo impregna todo.

Esa era la España previa al desarrollismo de los 60, al boom del turismo, a la democracia, al "milagro económico español" y a los JJOO de 1992.  ¿Y la de hoy en día?
En las películas estadounidenses de ciencia ficción siempre que ocurre un fenómeno de invasión de la tierra el bicho visitante acaba en cuestión, casualidades de la vida, en yanquilandia. Son un poco etnocéntricos, no se lo vamos a criticar, ya que aquí también tenemos lo nuestro aunque en versión más regional y pueblerina. Sean marcianos, lagartos, aliens o meteoritos, casi todos se dan un garbeo por la Gran Manzana.
¿Qué pasaría si recabaran en la España de 2011?
Pues se encontrarían un país bastante curioso, batiburrillo de divertidos y no tan divertidos contrasentidos.
Un país donde los políticos se enrocan en sus puestos y no se van ni con agua caliente ni con K7.
Un país donde millonarios banqueros, artistas, deportistas, políticos, etc.. evaden sus impuestos en mayor o menor medida y siguen siendo aplaudidos, votados o lo que corresponda por las masas.
Un país donde supuestos tolerantes no respetan que otros opinen distinto que ellos descalificando como marca de la casa, y donde supuestos buenos cristianos acuden a misa semanalmente y luego no dan un duro en el cestillo pero sí ponen lista de regalos de primera comunión en El Corte Inglés para sus hijos.
Un país donde "estrellas" de la televisión plagian libros y en vez de sufrir merma en popularidad o prestigio ven reforzada su carrera profesional.
Un país donde el idioma común de todos se ve restringido en algunas partes por criterios políticos manidos de manera torticera.
Un país donde el jefe del Estado no está sometido al imperio de la ley en aras de una tradición, la monarquía, bastante peculiar y "antigua".
Un país que presume de las mejores infraestructuras de transportes de Europa y parte del extranjero pero luego bate records de ciudadanos ociosos, aeropuertos fantasma y urbanismo demencial.
Un país donde algunos tratan mejor a terroristas asesinos que las víctimas de los mismos.
Un país que antes se manifiesta por que su equipo de fútbol baje de categoría que por que haya cortes de agua durante los meses de verano.
Un país donde es posible ser presidente del gobierno sin tener ni cualificaciones académicas ni profesionales pero en donde con dos master, tres idiomas y MBA quizá te cojan de becario por 500 euros.
Un país donde la dieta mediterránea es idiosincrásica pero que bate records europeos de obesidad infantil.
Un país que lidera las estadísticas mundiales de consumo de drogas cuando parece no consumir más que cañas y tapas.
Un país con una de las tasas de natalidad más bajas del mundo y con la mayor cantidad de adopciones internacionales per cápita.
Un país donde nadie ve la telebasura pero luego esta lidera las audiencias semana tras semana.
En fin, un país de chirigotas, carnavales, petardos y petardeo que dejaría bastante perplejo a nuestro remoto visitante. Hay dos opciones, o este se queda para escribir una tesis o una novela sobre "ese extraño país llamado España" ganando su equivalente galáctico al Nobel o al Pulitzer, o bien da media vuelta sobre sus pies, sean dos o tres, levantado el campamento y a volar.
¿Qué comité de bienvenida le prepararía la España actual? ¿Algo de esta guisa?


Así dan ganas de irse con el bicho en busca de nuevos horizontes, ¿verdad?

11 comentarios:

  1. jejeje... te veo animado!

    Buen retrato del estado actual de nuestra querida España, o lo que sea. Creo que por eso unos amigos míos se fueron a Irlanda hace un año...

    Aunque la verdad es que hoy en día mires donde mires ves cosas desagradables...con lo que tu post cobra total sentido, y lo que nos queda es que nos abduzca un extraterrestre y nos lleve una temporada a otro planeta.

    En fin...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. ¿cuantos seremos los asqueados de esta España?Estoy convencida de que somos la inmensa mayoría, y no aparecemos en ningún sitio, es como si no existiésemos.¿que podemos hacer? En algún momento habrá que tomar conciencia de nuestro poder y actuar

    ResponderEliminar
  3. Wow! que negatividad, no conocía esta faceta tuya tan poco diplomática, me congratulo. No has dado puntada sin hilo. Suscribo lo dicho e insisto, cambiarlo está en nuestras manos, iniciativas como la del http://congresosociedadcivil.org/ son muestra de ello, estés de acuerdo o no con lo que proponen.

    ResponderEliminar
  4. Virgen del Amor Hermoso., estaba yo con algo de bajón otoñal y al leer esto me he tenido que ir a por los klennex!!

    Da igual donde huyas., en todos sitios cuecen habas., en E.E.UU no tienen vacaciones., no tienen seguro médico., hay muchas diferencias de clases, corrupción, obesidad., en Europa, si, habrá sitios mejores que España, pero y el clima?, y el carácter?


    ¿Cómo era aquel dicho?, así... prefiero malo conocido que bueno por conocer!

    Eso si., el día que vengan los marcianos, tengo claro a donde irán., irán todos a Marbella o a Ibiza o algún sitio así por el estilo., porque serán marcianos, si, pero no tontos!!

    ResponderEliminar
  5. Perdón., quería decir que en E.E.U.U no tiene sanidad pública y si Seguro médico., bueno, vamos, que si no tienes seguro médico no te atienden, ya te puedes morir...

    ... pero vamos, que aquí vamos por el mismo camino...

    esto.., ahora con Obama., no se si quería cambiar la situación..., no estoy muy al día..!

    ResponderEliminar
  6. Plas, plas, plas (aplauso) Aún a riesgo de ser pesada, añado, un país donde la tortura se considera cultura, se blinda y se financia con los impuestos; un país en el que sí, progresismo de boquilla, pero todavía hay personas ¡¡de 20 años!! que ven a dos chicas de la mano y "les da como cosa"; un país en el que nadie hace nada para sacar adelante una ley de protección animal y el veganismo se considera "hippismo trasnochado"; un país en el que la gente se te echa al cuello si dices que estás feliz porque ya no pueden echarte el humo de cigarro ajeno a la boca en los bares, entre otras tantas lindezas. Mi padre y yo siempre decimos que el marciano se iría a Alemania una temporada para desintoxicarse de España y luego volvería a su planeta feliz cual perdiz.

    Una puntualización a Yoli, en EEUU puedes costearte un seguro médico invirtiendo en él el dinero que aquí pagas por la Seguridad Social en forma de impuestos y que allí claro no tienes que pagar. Que no digo yo que no sea maravilloso tener sanidad pública, pero vamos, que a cada uno lo suyo, no muere de gripe por fata de asistencia médica la cantidad de gente que cierto "progresismo" falso quiere hacer ver para demonizar a los Estados Unidos.

    ResponderEliminar
  7. Buenos días!

    Leyendo el comentario de Claudia quería contestarle que aunque es una pena que dos mujeres en España sean a veces miradas de reojo por pasear de la mano en E.E.U.U peor porque en la mayoría de los estados no se acepta el matrimonio homoxesual, no está legalizado., tienen la pena de muerte, cadenas perpétuas y si no torturan a los animales, que se lo pregunten a los becerros de los rodeos cuando le echan la soga al cuello., pero forma parte de la cultura de allí,y si no que se lo digan a Obama donde en su despacho tiene un tio montado en un toro!!

    La sanidad en E.E.U.U al no ser pública la gente se automedica y no va a especialistas medicos porque la mayoría no se lo puede permitir. A lo mejor tienen una parte menos de impuestos, pero los paises más avanzados como el norte de Europa todavía tienen más sanidad pública que España, aunque también implica más impuestos., pero te cubre hasta el dentista.

    E.E.UU es el país más hipócrita sobre la faz de la tierra, venden libertad a cambio de petróleo., los marines jamás han ido a hacer una misión humanitaria a un sitio donde no haya petróleo cerca.

    E.E.UU se pasa a la O.N.U por el forro cuando huele a petróleo.

    Y por último de liberales nada, hay estados donde por hacer una felación a tu marido te pueden denunciar, aquí no hay ninguna ley que lo impida.

    Viva España y la Unión Europea!!!

    ResponderEliminar
  8. Bueno, dejando a un lado la polémica sobre EEUU, su sanidad, y lo bien o mal que se está allí (daría para varios posts),y centrándonos en lo que ha escrito César en su blog, tengo que manifestar mi acuerdo con lo que dice: cualquiera con dos dedos de frente que pueda elegir irse a otro sitio a vivir, lo hace.
    Y muchas personas lo hacen por pura y dura necesidad, pero tienen la valentía de dejar familia, casa y amigos para aventurarse en otro pais donde encontrarán todo lo que dejan atrás (excepto familia), más un trabajo que les permitirá desarrollarse como PERSONAS, y no ser parados con estudios universitarios y experiencia ampliamente demostrada, perfectamente cualificados... que tienen que aceptar empleos mal pagados y peor valorados, muy por debajo de sus capacidades, porque "no hay otra cosa".
    Asi que, volviendo a la España de "Bienvenido Mr. Marshall", hacen igual que muchos de nuestros abuelos: "Vente pa'Alemania, Pepe". Aquí hay peor clima, vale, la gente es más siesa, vale, no hay terracitas con tapitas en la calle, pues sí pero... Al menos se me valora, escucha y respeta, como trabajador, profesional y ciudadano.

    ResponderEliminar
  9. Cada país tiene sus historietas y sus tragicomedias, yo el caso que más conozco y el que más me afecta es el español y por eso escribo sobre él.
    Aquí no se valora al que lo hace necesariamente bien y somos demasiado laxos con la irresponsabilidad. No estamos acostumbrados a debatir, razonar, cambiar de ideas,etc... el hooliganismo ideológico está a la orden del día, entiendo que resulta más fácil leer lo que refuerza lo que piensas y vivir en tus prejuicios pero hay que saber reflexionar y evolucioinar.
    Siempre miramos por nuestro interés no por el de todos y eso nos lleva a donde nos lleva, una mezcla de disparates y fogonazos de sensatez

    ResponderEliminar
  10. La sociedad española ha perdido y sigue perdiendo valores y principios a un ritmo galopante.
    Aquí no se dirimen responsabilidades, aquí nunca pasa nada... somos demasiado tolerantes con todo tipo de conductas egoístas e irrespestuosas con las normas que (en teoría) rigen nuestra convivencia cívica. Poco a poco, caminamos hacia la ley del más fuerte y del más pillo; y lo peor de todo es que lo hacemos con la connivencia activa o pasiva de todos.
    El pilar fundamental es la educación, pero creo que hoy en día todo el mundo está demasiado contaminado por esa corriente del 'todo vale', 'no pasa nada', 'si no lo robas tú lo robará otro'... como para que esa educación fuera en valores y principios, y es así porque gran parte de los enseñantes ya pertenecen a una generación educada en la ausencia de ellos y los más antiguos a los que sí les fueron inculcados pronto se jubilarán.

    Sólo se me ocurre una salida: la gente educada en valores (que son los pertenecientes a determinadas generaciones que hoy en día tienen mediana edad) deben promover una iniciativa política propia basada en principios y valores, en respeto a las normas... y ser inflexibles ante el quebranto de esos principios básicos y de las normas.
    Debemos, en cierto modo, y sin idealizarlos, germanizarnos un poco mucho.

    ResponderEliminar
  11. Me resulta particularmente interesante un añadido que has puesto en tu comentario: "No estamos acostumbrados a debatir, razonar, cambiar de ideas, etc". Tienes toda la razón. Si muchos en este país aceptáramos con humildad que podemos equivocarnos y que lo hacemos con frecuencia, y que escuchando a tu adversario o interlocutor podemos aprender y rectificar, esta sociedad avanzaría. Pero desgraciadamente no es así, y la imagen del que se equivoca no vende. Lo que vende es la imagen del que se empecina en defender una y otra vez la misma idea, equivocada o no, quien se apoltrona en su esquina de boxeo esperando el golpe o el momento de propinarlo. Al que reconoce un error o al que acepta el argumento del rival, lo llaman chaquetero. Un país que vive las emociones como si se tratara de un derby de fútbol.
    Te puedo hablar de otro país, mi país de origen (Cuba) y te sorprenderías de los increíbles parecidos.
    Cuánta razón tenía ya Unamuno.

    ResponderEliminar