viernes, 9 de diciembre de 2011

¿Hasta la ingle de los ingleses?


Protagonista del día el Reino Unido que nuevamente se desmarca del baile pero se queda a tomar canapés. Son tantas las veces a lo largo de los últimos años en las que los británicos han zancadilleado el proyecto de integración europeo que la cuenta la perdimos hace tiempo y ya lo vemos como su papel.
Comentaba hoy alguien por Twitter que lo chocante hubiera sido que se sumaran al acuerdo con el resto de países, una rotunda verdad.
Inglaterra primero y después Gran Bretaña han sido siempre los independientes y originales del continente, con ellos no iban mucho ni las alianzas, ni los grandes pactos, ni las trifulcas continentales.
En el siglo XVI Enrique VIII se hartó de Catalina de Aragón y la despachó creando su propia Iglesia con él a la cabeza sin encomendarse ni al Papa ni al diablo.

En ese mismo siglo, años más tarde, se dedicaron al pirateo de las flotas de Indias españolas; nosotros juntábamos la plata y luego ya venían ellos a hacerse con el botín. Perfeccionaron dicho arte a su máxima expresión.
En el siglo XVII para seguir en la línea innovadora decapitaron a su rey, mucho antes que la famosa guillotina francesa, Carlos I pagó el pato y fue monarca pionero.
En el siglo XVIII fueron la primera potencia europea en sufrir una guerra colonial de secesión, perdieron la batalla contra los insurgentes de Estados Unidos, no toda novedad iba a salir gratis.
En el siglo XIX desarrollaron un imperio colonial sin parangón, su maquinaria comercial y administrativa hizo un arte de obtener el máximo beneficio con el menor esfuerzo.
Tuvieron tiempo eso sí de echarnos un cable a los españoles para expulsar a los franceses de España. Lo lógico sería agradecerlo pero viendo el nefasto reinado de Fernando VII casi hubiera sido mejor que Wellington no hubiera pisado la Península Ibérica, otra rara jugada del destino.

En el siglo XX dieron un ejemplo de entereza al mundo resistiendo contra viento y marea el acoso alemán durante la segunda guerra mundial y desmontando su despliegue colonial con bastante más mano izquierda que los franceses.
Gran Bretaña es un gran país, esencial para entender la historia mundial más que la europea por contradictorio que suene. Sus recelos ancestrales respecto al continente les costó el boicot del general De Gaulle para poder ingresar en la comunidad europea, tuvo este que morir para que se abriese la puerta a los ingleses.
Que en 2011 se le permita al Reino Unido, con su importancia económica y estratégica, seguir ejerciendo el papel de convidado de piedra en la Europa común no parece muy comprensible.
La unión hace la fuerza, ellos lo saben bien, no lo olvidemos los del otro lado del canal.

9 comentarios:

  1. Si algo no ha hecho nunca Inglaterra (al menos directamente) es lanzarse a conquistar por medio de ejércitos al resto de Europa. Algo que España, Alemania, Rusia o Francia no han podido evitar. Quizá porque fueran isla...

    ResponderEliminar
  2. Con todos mis respetos César, respecto a Enrique VIII como bien sabrás se cargó a todas sus mujeres menos a Catalina la Grande. No la "despachó". Sí la encerró y murió en Peterborough (su cadáver se encuentra en la catedral de esa ciudad) pero de hecho creo que no se cargó a Catalina porque los Reyes Católicos estaban detrás y había que andarse con cuidado. Y que yo sepa se hizo jefe de su propia iglesia porque estaba harto del Papa.

    Pero bueno, me puedo equivocar.

    No obstante, felicidades por la entrada. Saludos guapito.

    ResponderEliminar
  3. Catalina de Aragón que no me voy a Rusia, perdona, acabo de meterme la caída padre ja ja

    ResponderEliminar
  4. Buen resumen de lo historia de Inglaterra, algo subjetivo, pero muy conciso. Lo malo es que se queda en el cliché de que los ingleses se oponen siempre a todo. No entras a valorar el por qué se oponen, y si tienen o no tienen razón. Esta vez te has quedado en la superficie y no has profundizado... Yo no se si lo habré hecho con más o menos acierto, pero acerca del tema que tocas en este post he escrito también: Europía lo he llamado; dices bien la unión hace la fuerza, pero yo veo que más que unión yo veo división y no sólo porr parte de los ingleses. http://lordciruss.wordpress.com/2011/12/09/europia/

    ResponderEliminar
  5. El título debería ser más contundente: ¿Frío en la ingle o en el pene?

    ResponderEliminar
  6. Si miran tanto por sus intereses, ¿por qué los que ganan la fama de chauvinistas son los franceses?
    De historia de Inglaterra desconozco pero los veo en verano con los mofletes colorados y se beben nuestra cerveza

    ResponderEliminar
  7. No voy a esconder mi antipatía por los ingleses a estas alturas.

    Cuando comenzaron o salieron a la luz pública los actos de piratería frente a Somalia, durante las negociaciones para el pago del rescate de un navío español se dio a conocer que se negociaba a través de un despacho de abogados de Londres. Antes esto alguien declaró, hay más piratas en Londres que en todo el golfo de Somalia.

    Y es que quien dude que a estas alturas las empresas y bufetes ingleses no controlan gran parte del cotarro mundial, es que no les conoce ni un poco.

    Los paraísos fiscales, esos agujeros negros a donde hay huido gran parte del capital que ahora no encuentran ni Bancos ni Estados, y que hace tambalearse la economía europea, son en su mayoría ex-colonias inglesas que si a día de hoy siguen en pie es porque a estos les interesa.

    No me quiero ni imaginar la cantidad de miles de millones de dinero negro llegan a pasar por esos bancos presididas por presuntos 'gentlemen', que no esconden más que a Corsarios.

    Está en su carácter y su forma de ser, y lo demuestran con su continuo 'juego' con los Estados Europeos en lo relativo a la 'Unión' Europea.
    La unión hace la fuerza, pero ellos solo buscan el beneficio propio y por eso firman tratados para eliminar aranceles europeos, mientras que siguen a su aire en todo lo relativo a una economía común.

    ResponderEliminar
  8. Los ingleses, siempre tan especiales. Hay una anécdota que contaba una profesora de Historia, para definir bien el carácter altivo de los británicos. A finales del siglo XIX, una fuerte tormenta interrumpió durante días las comunicaciones marítimas a través del Canal de la Mancha. En los periódicos ingleses, los titulares de esos días decían: "Europa ha quedado aislada" No digo más. Un saludo, Cote.

    ResponderEliminar
  9. No estoy de acuerdo.

    Long live the queen

    ResponderEliminar