martes, 23 de octubre de 2012

Es la educación, ¡estúpido!


En España somos muy dados a hablar de todo sin profundizar en nada las más de las veces. Este entrada del blog es una buena muestra. 
No soy docente, ni experto en la materia, ni trabajo en el Ministerio de Educación, ni soy político, ni tan siquiera soy padre de alumno alguno. Sin embargo, soy ciudadano; observo, escucho, analizo y, a veces, escribo.
Es por ello que el tema de la educación se me antoja la piedra filosofal sobre la cual pivota casi todo, lo bueno y malo, que pasa en nuestro país, y de manera más extensiva en muchas sociedades.
Sin una buena educación el edificio social se tambalea, surgen grietas y no hay consistencia para remozar el proyecto conjunto siendo adaptativo a los nuevos tiempos.
Los famosos informes PISA de la OCDE demuestran año tras año que nuestros niveles no dan la talla, que ni tan siquiera pasamos el corte en las materias evaluadas, siempre por debajo de la media. Furgón de cola en la actualidad y perspectivas de furgón de cola en el futuro, estabilidad en la mediocridad.
El sistema educativo español , que ahora trata de reformar el PP con el polémico y polemista ministro Wert a la cabeza, es el gran talón de Aquiles que todo lo lastra.
No aprendemos las materias con solvencia, desbordamos las estadísticas de abandono escolar, ninguna universidad española está entre las primeras del mundo, no educamos para conocer, apreciar y respetar la democracia que tanto nos ha dado y que tan a menudo es ninguneada, se desmembra un programa de contenidos unitario en favor de un mundo de taifas escolar y suma y sigue ad infinitum.
Cualquier persona con dos neuronas en su sitio y ganas de usarlas se da cuenta de que por ahí van los tiros a la hora de enderezar esta crisis social, que no meramente económica, que ahora padecemos. 
A pesar de esta obviedad poco se hace para revertir esta espiral descendente. Los políticos manipulan el tema jugando como tahures con cartas trucadas, los medios de comunicación denuncian de tanto en tanto sin profundizar e insistir en esta tragedia nacional, sin apoyar con programas y contenidos que ayuden en esa dirección mientras los ciudadanos asistimos bastante pasivos y resignados a este malfacer educativo.

Sin educación sólida y constructiva no habrá salida a la corrupción que nos ahoga, a la desidia generalizada, al descrédito de las instituciones, a la anemia económica y social, al paro sangrante, a la huida masiva de trabajadores al extranjero y a mil y un males más que tan bien conocemos todos en mayor o menor medida.
La temida técnica de la gota malaya debería ser la que guiara la acción de ciudadanos, blogueros, padres, alumnos, medios de comunicación y demás interesados en dar la vuelta a la tortilla pocha que nos intoxica. 
Repitiéndome cual gota malaya, cierro estas líneas tal y como hice con otro artículo hace casi un año, dejémonos de pamplinas independentistas, rescates y demás milongas, ¡es la educación, estúpido!

7 comentarios:

  1. Dicen que una sonrisa es el mejor compañero de viaje, la Educación podría ser el pasaporte.
    Y, al hilo de lo de “la piedra filosofal sobre lo que pivota casi todo”, parece que la conciencia de ello, es el motor que la hace pivotar.
    Afortunadamente, el resultado de la Educación está consiguiendo que alumn@s , padres y demás miembros de la comunidad educativa estén en la calle, y den, desintencionadamente, clases de civismo y organización.
    Muchos de es@s alumn@s y ex- alumn@s que el informe P.I.S.A etiquetaba negativamente, alzan pancartas con lemas que parecen escritos por el mismísimo Gila, Bécquer, Machado o Unamuno. Y no hace falta hacer ningún informe para validarlo. Está ocurriendo, a la vista de todos, y de verdad. Unión, autoestima y dignidad forman una marea que está haciendo vibrar hasta nuestrs@ abuelits@.
    Va por ell@s, que siempre están.
    Y que la marea no recule y se haga enorme, que tsunamice las conciencias y las remueva … O al menos, que empiece por despertarlas! Que una pizca de catarsis y progreso cultural no viene mal.
    Así que, en medio de todas las atrocidades que se cometen contra la Educación, recordemos el
    talento, los logros … que la Educación se puede mejorar, pero tiene mucho más que ofrecer si
    confiamos en ella.
    Sentirnos orgullosos, y puede que, llegar y todo, a ser una referencia …
    ¿Y por qué no?
    Algun@s jóvenes licenciad@s son el reclamo de países europeos.
    Un joven de 16 años, ha creado un sistema operativo nuevo, Asturix, del nivel de Microsoft o Apple.
    Una niña, Anna Vives, con Síndrome de Down, envía un agradecimiento a la dedicatoria de
    Andrés Iniesta en una camiseta del Barça. El deportista se convierte en mecenas de su
    tipografía. Anna podrá ser más autónoma y mejorar su calidad de vida, aportando, además,
    esperanza, ilusión y dignidad, a otros alumnos de necesidades educativas especiales.
    Qué bonito, ¿no? ¿Por qué se nos olvida?
    La Educación ha incluido a tod@s y respondido a sus expectativas, mejor o peor.
    Otra más, que siempre está … así que también va por ella.
    Y antes de salir a la calle a enarbolar todas y cada una de las manifestaciones o protestas que
    se organicen, y pedir más, que me estoy emocionando mucho, prefiero despedirme y ver si
    alguien más se anima a opinar.

    ResponderEliminar
  2. Creo que la educación, especialmente en la infancia y en la adolescencia, es muy importante. Me parece absurdo la creación de leyes educativas que parece la tela de Penélope ( según el partido que esté en el poder la tejen o destejen). Así no vamos a tener ninguna estabilidad para los chicos y no vamos a poder mejorar el sistema si estamos haciendo continuamente tantos cambios. A pesar de que fui a la universidad, he encontrado trabajo ya que aprendí alemán de pequeña. Es un poco irrisorio que después de tanta cualificación que haya obtenido en estos años, haya encontrado un trabajo gracias a la educación que recibí de pequeña (y especialmente en cuanto a los idiomas). Esto es una prueba de lo importante que es la educación en la infancia y estoy totalmente de acuerdo con Maider. Hay mucho talento en España y la educación es el pasaporte.
    Saludos,
    Patricia (Tenerife)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patricia, ya somos 2 en estar de acuerdo. Ahora sólo nos falta el resto de España...
      :)
      Hasta la próxima,
      Maider.

      Eliminar
  3. Por cierto, César, ¿para cuándo una entrada sobre cine? Es un pensamiento que se me ha pasado por la cabeza.
    Saludos y felicidades por tu labor como escritor.
    Patricia Tfe.

    ResponderEliminar
  4. Es cierto lo que dices. Yo he dejado mi trabajo(más o menos voluntEREiamente) para volver a la educación, campo en el que me formé y con el aspiraba a cambiar el mundo. No sé si soy un suicida o un inconsciente, pero sin educación no hay sociedad justa, ni futuro. Y nos la estamos jugando. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola, muy buenas noches, ¿cómo se presenta la semana? Espero que genial, al igual que tu bello e interesante blog. Me ha gustado mucho esta entrada y algunas de las anteriores (las que he tenido tiempo de ver, claro), ¡muy buen blog! Ya tienes una seguidora más. Te deseo mucha suerte y espero que pronto subas una nueva entrada con la que nos vuelvas a sorprender. ¡Enhorabuena!

    Ahora, si me lo permites y eres tan amable, me gustaría invitarte a mi blog - ¡DIARIO DE UNA CHICA POSITIVA! - si te gusta leer una literatura personal y muy optimista (microrrelatos, reflexiones, poemas, relatos, cartas), también podrás hacer peticiones literarias y hacer publicidad de tu blogspot en la pestaña "Aquí tu blog":

    http://insolitadimension.blogspot.com.es/

    Un abrazo fuerte desde Málaga (España) y siento mucho autocitarme pero es la única manera que tengo para darme a conocer.

    ResponderEliminar
  6. escorpio, a ver si apareces que ya te vale....

    ResponderEliminar