miércoles, 2 de noviembre de 2011

Vuela y corre


Desde hace unos años se ha ido poniendo de moda, aunque sea de manera minoritaria, un cierto tipo de turismo bastante peculiar. Se trata del turismo del corredor, que combina visitar una ciudad con recorrer sus calles participando en una carrera popular.

En España ha habido una eclosión de las pruebas populares, especialmente las de distancias asequibles como los 5 o los 10 km y casi semanalmente encontramos, al menos en Madrid, una a la que poder sumarnos.
Cada vez es más habitual encontrar a españoles que se desplazan a ciudades europeas, incluso a Nueva York, para correr medias maratones o maratones. Es una forma de compaginar espíritu deportivo con turismo de ciudad, combinación perfecta que dota de un sentido más completo al viaje. Tengo curiosidad por saber cuanta gente lo hace y el impacto que el "turismo deportivo amateur" tiene y, principalmente, puede tener en las ciudades.
Merece destacarse esta popularización del atletismo ciudadano, que arrastra muchas mañanas de domingo a miles de corredores por las calles de nuestros pueblos y ciudades, desiertas por unas horas de los invasores coches.
Uno de los referentes máximos de estas pruebas es la conocida San Silvestre madrileña, que se corre el 31 de diciembre por las calles de la capital con doble versión, profesional y popular.  Yo la he corrido en los últimos seis años y el incremento de participación ha sido espectacular. Claro está que el hecho de que haya recaído su patrocinio en una de las marcas más ubicuas del mundo comercial ha empujado su expansión, desvirtuando tal vez en el proceso el espíritu original de la San Silvestre.

Sea como sea,  la carrera gana fuerza año tras año, alcanzando ya la cifra de los 30000 atletas. No es una carrera para lograr grandes marcas, tanta gente trotando por el centro de Madrid no facilita la zancada, pero el ambiente es animado, miles de madrileños aplauden a los corredores en las calles, iluminadas con decoraciones navideñas, y en los pujantes años pre-crisis grupos de música animaban el cotarro. Muchos de los participantes se disfrazan de las maneras más estrafalarias dotando de un aire carnavalesco al recorrido.
Madrid es una ciudad que carece de San Fermines, Fallas o Ferias de Abril, ¿por qué no hacer de la San Silvestre Vallecana un referente de la ciudad? A día de hoy creo que es la segunda en participación a nivel mundial tras la mítica San Silvestre de Sao Paulo, la primera de todas.  La fecha es óptima para aprovechar la llegada de turistas atraídos por la navidad y por la celebración del fin de año.

No es Gallardón, en mi opinión, un gran promotor del deporte de base en la ciudad por más que se empeñe en enmascararlo pidiendo los JJOO, aun así, confiemos en que alguien en el Ayuntamiento vea una oportunidad de reforzar la marca Madrid.
Madrid bien vale una carrera, ¿no creen?

5 comentarios:

  1. No hace falta irse a grandes ciudades, oiga...que tenemos Camino pa rato en España.
    Este verano hice el camino de Santiago aragonés y estaba lleno de "atletas" que corrían por esos senderos....y todo muy chanante ...xD

    ResponderEliminar
  2. Viajar por un motivo deportivo me parece una causa muy loable. Aquí en Barcelona tenemos la carrera del Corte Inglés., o multitudinariamente conocida como " La Gran Cursa".

    La "Cursa de El Corte Inglés" es una de las carreras populares con más participación del mundo, y desde 1994, cuando participaron 109.457 atletas, ostenta el récord Guinness por ser la carrera atlética más concurrida de mundo.

    En la edición del año 2009 participaron más de 57.000 personas de todas las edades.

    La carrera tiene lugar cada año la matinal de un domingo a principios de mayo, y se desarrolla en un circuito urbano de 11 kilómetros por las calles más céntricas de Barcelona.
    La salida tiene lugar en la confluencia de la Plaza Cataluña con el Paseo de Gracia. Tras subir por Paseo de Gracia y girar por la calle Aragón, el circuito pasa por la Plaza de España, desde donde se dirige a la montaña de Monjuich. Tras pasar por el interior del Estadio Olímpico Lluís Companys, los corredores bajan la montaña de Montjuic y, tomando el Paralelo y la Avenida de San Antonio, acaban la carrera en el centro de la Plaza de Cataluña.

    La he recorrido muchos años, siendo el mejor recuerdo de todos el de la carrera de 1992 cuando corriamos todos con el impulso del " espíritu olímpico".

    Barcelona tiene un clima ideal para hacer todo tipo de deportes de exterior y a parte de este acto deportivo, la ciudad organiza trialons solidarias como la triatlón de Vallvidrera y Les Planes, cuyo precio de inscripción se destina a a la Fundación ASPASIM, una entidad de Vallvidrera que trabaja para la integración, rehabilitación y atención integral a las personas con alguna discapacidad psíquica grave.

    Por último añadir que también tenemos aquí la maratón de San Silvestre, cuya edición, este año será la treceava y se celebra en San Cugat Del Vallés el 31 de Diciembre.

    Desde luego que por carreras no será, conozco gente que realiza " un turismo deportivo", no se pierden acontecimiento, y en sus maletas no faltan unas buenas bambas y una camiseta.

    Existe el interés gastrómico, el cultural, pero el deportivo es sin duda el más saludable de todos y exceptuando el billete de transporte, el más económico!

    Si a todo ello le añadimos una causa solidária o el hecho de celebrarse en una bonita ciudad con un recorrido de lo más atractivo conformaría un motivo de peso para apuntarse a esta clase de viajar que no tiene tantas connotaciones materiales como otras!!

    Me aconsejais alguna carrera en vuestro lugar de origen que no sea ni Madrid ni Barcelona?

    Contestando a César le diría que Madrid bien vale una carrera., ya sabeis el slogan lo que dice: De Madrid al cielo!

    ResponderEliminar
  3. Trabajo, el mejor deporte para César Cabo... Gasta mucho tiempo y energía en Internet!

    ResponderEliminar
  4. Go Cesar Go! Me parece una idea estupenda. Felicidades.

    ResponderEliminar
  5. Felipe, usted tiene razón. Esto sí que es vida!! The Show Must Go On...

    ResponderEliminar