domingo, 13 de noviembre de 2011

Amistades virtuales


Hoy leí en prensa digital un artículo sobre la amistad y la evolución que esta sufre en nuestras vidas a medida que vamos creciendo. 
Amigos de la infancia, amigos de la universidad, amigos del trabajo, amigos del colegio de los niños, ¿amigos virtuales?

No es fácil mantener el contacto con las personas que se cruzan en nuestras vidas, especialmente en las grandes ciudades como Madrid dónde todo está hecho con unas dimensiones que obstaculizan con frecuencia que fluya el trato con nuestro entorno social. Siempre he envidiado la vida más apaciguada de las pequeñas capitales de provincia, donde uno se encuentra a los amigos y a los conocidos paseando por el centro de la ciudad. Tengo familiares que han nacido en un ciudad así y que reniegan de la exposición continúa a los conocidos, saboreando y agradeciendo el gélido anonimato madrileño. 
Yo siempre que me encuentro por la calle con alguien conocido lo agradezco, refuerza mi sensación de pertenencia a la ciudad que me ha tocado en gracia y que, por el momento, no soy capaz de abandonar. 

A través de las redes sociales y de los chats, cientos de miles de personas desconocidas se mezclan y remezclan desordenadamente con intereses cruzados en ocasiones incompatibles.
Mi experiencia durante y tras mi paso por la portavocía de los controladores, con el consiguiente catapulte a la opinión pública, conllevó una inmersión en el complejo y fascinante mundo de las relaciones virtuales. Tras Facebook, el cual considero más familiar e íntimo, llegó el exhibicionista Twitter, la red social que acaba por mostrar las flaquezas de sus inquilinos. Aquí todos podemos, tarde o temprano, caer en la tentación de abrir la gabardina y mostrar nuestras vergüenzas en el patio global que Twitter representa. Abundan los ejemplos de numerosas figuras públicas expuestas al escrutinio microscópico pero superficial que la red representa. 


En mi caso lo más positivo, aparte de fortalecer el carácter ante tanto ataque desmedido y visceral, ha sido conocer gente, sea real o virtualmente y que algunas personas se hayan conocido a través de mi.
Hay un grupo de tuiteras, ya desvirtualizadas por mi parte, que empezaron siguiendo mis andanzas durante el culebrón de los controladores y que han acabado por hacerse amigas y quedar con cierta periodicidad. 
Hay una pareja que surgió de mi antigua página de Facebook y que a través de algo tan ajeno para ellos como era el tema de control han consolidado una relación afectiva.  
Dentro de la maraña de griterío, egos que colisionan y tuiteros voyeurs sobresale en mi opinión una red de apoyo virtual, donde se tejen, tuit a tuit, unos vínculos, tenues e imperceptibles al principio que acaban por crear unas "amistades virtuales", a veces materializadas en el mundo 1.0. 
No queremos estar solos, no queremos que el silencio nos silencie.
Estas redes en constante expansión y evolución nos acompañan, nos acercan mediante un teclado a informaciones, conocimientos, debates, rabietas y sentimientos y eso es, después de todo, lo que dota de chispa a nuestras vidas. No veo al mundo real y al mundo virtual como realidades paralelas sino complementarias. 
La tecla puede ser la llave de muchas puertas, yo las he abierto y nunca me he arrepentido de ello.



16 comentarios:

  1. En Twitter alguien siempre te lee,aunque yo no soy de las que te responden habitualmente. Mis amistades virtuales llegaron de la mano de un foro que había creado...y sin conocerlas de nada,ahora mismo comparto confidencias muy personales con ellas. Son como de la familia. ¡Que no decaiga esa chispa! ¡Un abrazote!

    ResponderEliminar
  2. También es habitual que lea todo lo que escribes, tanto en tu blog como en Twitter; la mayoría de las veces no respondo pero alguna que otra vez lo hago o dejo algún comentario aquí.
    Muy buena esta entrada.
    Agregaría que para muchos, el teclado es la conexión con sus afectos; en mi caso, argentina de nacimiento, española por herencia y viviendo en Madrid desde hace 5 años, gracias a la tecnología actual y a las redes sociales estoy muy en contacto con amigos/as que dejé en Buenos Aires.
    Es más, en Facebook me reencontré con compañeras de la escuela, de quienes no sabía nada desde que teníamos 12 o 13 años; estoy deseando volver unos días a mi ciudad natal solo para encontrarme personalmente con ellas después de tanto tiempo y hablar un día entero (y no sé si nos alcanzarán las horas). Y también para volver a ver a un grupo maravilloso que se formó alrededor del año 2000 por un foro de Internet en el que todas escribíamos; después de unos meses alguna propuso que quedáramos para un primer encuentro personal: fue fantástico. Luego hubo otro, un tercero y muchos más, cuando llegó el verano decidimos irnos de vacaciones juntas (no todas, pero sí las que pudimos arreglar fechas y coincidir), viajamos por Argentina y más tarde también por el exterior. Hoy, 11 años después, son amistades reales y consolidadas, gente hermosa con la que en principio tuve amistad virtual, luego no virtual y ahora, desde mi mudanza a otro país, de nuevo virtual pero ... distinta.
    Como dijo Crubiera, estas amigas son "familia". Y a pesar de la distancia, no decae la chispa.
    Cariños, César.

    ResponderEliminar
  3. El papel que internet ha tenido en el ámbito de las relaciones personales es abrumador; pocas personas se dan cuenta del poder que en realidad tiene, parece que es algo tan común que no merece la pena siquiera reflexionar sobre hasta qué punto tiene influencia en nuestras vidas, aunque evidentemente el contexto de cada uno condiciona su punto de vista.

    Yo soy de un pequeño pueblo abulense, y debido a mi orientación sexual me sentía enclaustrado y desorientado, precisamente, por que en lugares como este, todo aquel con quien te encuentres te conoce; en internet encontré una vía para poder buscar apoyo y alguien con quien compartir mis inquietudes, hasta entonces reprimidas; y resultó mucho más que eso, varios de mis más íntimos amigos surgieron de aquella aventura, lo que me ha hecho ver el lado positivo de internet acerca de las relaciones,bajo mi punto de vista se conoce de otra manera a las personas, te da la oportunidad de profundizar y acercarte directamente a ella, desmontando todo prejuicio común que pudiera existir; aunque es cierto que nunca hay que dejar de tener cuidado y sentido común para poder cribar lo insustancial y quedarnos todo aquello que pueda aportar algo a nuestro desarrollo y evolución.

    ResponderEliminar
  4. ¡No seas hipócrita! La verdadera amistad no se compadece con el afán de la vida de las grandes ciudades. No existen medio amigos, eres amigo o no eres, y punto. Aristóteles decía que había los amigos por interés, los amigos por placer y los amigos por el bien. A ti los que te gustan son los dos primeros, los que te adulan o sirven (en todos los aspectos, incluso los más despreciables). ¡Morro y labia no te faltan! ¡Qué tu hambre de notoriedad (una fiebre que encubre algo más...) no te arruine la vida!

    ResponderEliminar
  5. Suscribo el comentario de Daniel, todo tiene una conveniencia, y así los amigos virtuales tienen la volatilidad de un flambeado y la consistencia de una gelatina...que delicia! jajaja

    ResponderEliminar
  6. Hola! Veo que Daniel viene con la artillería pesada, a mí simplemente me gustaría comentar que creo que en España mucha gente llama amigo rápidamente mientras que en países como Alemania o Inglaterra distinguen frecuentemente entre amigo-conocido, etc. Son más reacios a denominar "amigo" a un persona con la que puedes tener trato o relativo contacto. Aquí, mucha gente le falta tiempo para denominar a alguien amigo y después vienen los chascos o el "era una amistad interesada", etc, etc.

    Hay mucha gente que llama amigo a gente con la que no se ha ido ni a tomar un café (se sea o no cafeter@) en España.

    Yo sí incluiría el matiz de acquaintance (inglés), Bekannte (alemán) y la frecuencia de usos.

    Yo sinceramente creo que una persona que tenga amigos las contará con los dedos de una mano y le sobrarán dedos.

    En cuanto a la variación de amistades virtuales, la gelatina y flambeado me parecen geniales, ya de paso por mi parte me sumo con un fondue!

    ResponderEliminar
  7. Mis amigos virtuales no son ni volátiles ni inconsistentes ni mucho menos fondue. Y sé muy bien la diferencia entre simples conocidos y AMIGOS, que desde luego, no suelen ser muchos, más bien pocos y buenos mientras que los conocidos sobran.

    Hay de todo en la red y también gente que no tiene idea de nada o está encerrada en lo que le parece que es como ellos dicen y nada más. Los famosos "dueños de la verdad". Allá ellos.

    ResponderEliminar
  8. Yo soy de capital de provincia pequeña, y disfruto del paseo saludando a amigos y a conocidos, parándome a tomar una cerveza sin haberlo planeado o poder salir sola a sabiendas que enseguida encontraré a alguien con quien charlar un rato. Y hago lo mismo en el mundo 2.0...llenando mi vida de relaciones tanto reales como virtuales, ambas maravillosas. Y se perfectamente distinguir a mis amigos de mis conocidos. Saludos César, me ha gustado este post!

    ResponderEliminar
  9. Pues yo que voy a decir., Facebook y Twitter me han permitido conocer gente maravillosa.

    En Facebook creé un grupo sobre un juego que hoy tiene mil cuatrocientos seguidores y donde la gente que tiene en común jugar a dicho juego se ayudan entre sí.

    También participé en la página que tenía César Cabo, a la cual entré por curiosidad y me quedé por la carisma de él. Es más, perdí incluso mi perfil y tuve que hacerme otro, pero es que el cariz de la pág varió mucho después del 3 de diciembre...

    A Twitter entré para seguir siguiendo a César y a más gente de la pág. Al principio como no sabía de que iba., a todo mis folowers, les decía que se aburririan de seguirme, es que no le veía yo la gracia seguir a alguien que no conocía de nada.

    Luego., cuando me di cuenta de que iba twitter, me encantó, y hoy estoy siempre conectada, en el trabajo, en el metro ( tengo internet en el movil), en casa...

    Vamos., que yo misma me rio cuando recuerdo a Enjuto Mojamuto, jaja, soy una mujer pegada a un teclado!

    Enfín... benditas Redes sociales!!!

    * Por último., añadir que también encontré a amigos de la infancia y quedé con ellos., fue una experiencia muy valiosa para mi, y que tengo muchos grupos de mucha gente, amigos de la escuela, del trabajo...etc., etc...

    ResponderEliminar
  10. Creo que cada persona tiene un concepto de la amistad bien diferente y todas las nociones son lícitas y legítimas. No creo que nadie sea dueño de la verdad pero sí dueño de "su" verdad que es lo más importante. Y su perspectiva (Ortega)

    Eso sí, recuerdo el Diario de Patricia con todas esas amistades y relaciones virtuales que llegados a la hora de conocerse...no acababan bien precisamente. Por supuesto, no se puede generalizar. Pero, en mi opinión, también pongo en tela de juicio las amistades virtuales.

    ResponderEliminar
  11. Ah y me parece fuerte cuando contactos o "amistades" virtuales se aprovechan del vínculo virtual para "meterte" y "machacarte" con una determinada ideología, la promoción de productos, de su negocio particular, se podría decir tantas cosas...entretejen una macroestura virtual y qué necesidad tenemos algun@s de estar leyendo sobre promoción y difusión, etc, etc.

    Las amistades en facebook o seguimientos en twitter son realmente desinteresados o a tod@s les interesa vender de algun@ manera su chiringuito particular. Son amistades interesadas a la hora de darse audiencia recíprocamente o más notoriedad...

    Buen día.

    ResponderEliminar
  12. Sería vertiginoso imaginar, la cifra exacta de mensajes, que diariamente circulan electrónicamente, alrededor del Mundo.
    Mensajes de todo tipo, para todo tipo de gente, mensajes que unen y separan, creativos y destructivos,.... todo un privilegio el poder acceder a tantísima información.

    ResponderEliminar
  13. Las amistades virtuales son como los políticos: muchas teorías, muchas promesas. ¿Y después? No hacen nada, no producen nada. Se limitan a existir. Indecorosamente. Desvergonzadamente.

    ResponderEliminar
  14. César, por favor, da un poco de movimiento al blog, acuérdate que tienes muchos seguidores y much@s te leemos para distraernos de nuestros propios problemas y pensar en un mundo mejor:-)

    Espero que no te importe que te ponga una canción.

    http://www.youtube.com/watch?v=s5nvjkWaXhc&ob=av2e

    ResponderEliminar
  15. Por cierto soy un fan

    ya sabes la canción:

    http://www.youtube.com/watch?v=aPXl08pp91M&feature=relmfu

    ResponderEliminar
  16. Aunque los rasgos son invisibles y no se aprecia ahí está, gracias por ser tan comprensivo, digo que será por la entrevista que concediste a El Mundo en Agosto en la que dijiste que fuiste profesor de español, y los profesores se caracterizan por tener: serenidad, paciencia, comprensión .....
    http://espeliculas.es/adam/
    Que todo te salga como quieras y te vaya todo muy bien

    ResponderEliminar